“LA IDEA DE DOMINAR EL MUNDO FORMA PARTE DEL ADN ESTADOUNIDENSE” (HENRY KISSINGER, ASESINO PROFESIONAL)

El politólogo y ex diplomático considera que las dificultades actuales que atraviesan las relaciones entre Rusia y EEUU provienen de sus diferencias históricas en lo que atañe a la percepción del mundo.

El Canciller ruso, Serguei Lavrov, tuvo la singular ocurrencia de reunirse con el ex secretario de Estado Henry Kissinger, criminal de guerra y asesor del gobierno estadounidense cuando la URSS dejó de existir.

Los dos personajes intercambiaron puntos de vista sobre las perspectivas de las relaciones ruso-estadounidenses y los problemas más importantes que generan esa mutua desconfianza.

“La idea de la dominación del mundo forma parte del ADN de la política exterior de Estados Unidos’, dijo Kissinger, con un cinismo tan natural como evidente, en la apertura de su discurso sobre el estado de tales relaciones.

Afirmó que la determinación de ambas naciones durante los dos últimos siglos, son la fuente de las dificultades a las que ahora se enfrentan.

Hizo hincapié en que los Estados Unidos de Norteamérica, tras el final de la I Guerra Mundial, se convencieron de la necesidad de que el mundo occidental tuviera un líder fuerte y decidido que protegiera el cristianismo y la economía de mercado, mientras que Rusia adoptó el papel de defensor de un orden mundial basado en los principios marxista-leninistas.

“Históricamente, Rusia se ha centrado en la defensa de un territorio enorme, pero escasamente poblado, con miles de kilómetros de fronteras con sus poderosos vecinos del oeste y del este. La seguridad era en el centro de sus preocupaciones desde Moscú a San Petersburgo. […] Los Estados Unidos, sin embargo, establecieron su dominio en todo el norte de América y sus fronteras al sur estaban seguras”, dijo Kissinger.

Sin embargo, pese a estas diferencias en la percepción del mundo, Moscú y Washington tienen la oportunidad de entablar un diálogo constructivo, según el ex secretario de Estado.

“Ambas naciones sabemos lo que queremos y debemos evitar, lo que anhelamos lograr, comenzando por la promesa de una evolución pacífica y constructiva en la que ninguna de las partes adopte medidas para socavar la otra o lograr ventajas específicas sobre el otro”, concluyó el criminal de guerra mientras llamaba a la búsqueda un camino hacia la cooperación.

El cinismo del ex funcionario fue respondido con sonrisas por Lavrov, quien hizo votos por ese diálogo: “Esperamos que la reunión de nuestros presidentes en Hamburgo (durante la cumbre del G20 del 7 y 8 de julio) traiga claridad en lo que se refiere a las perspectivas de la cooperación ruso-estadounidense”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s