Labriegos mexicanos se movilizan para exigir mayor apoyo al campo

Campesinos provenientes del diferentes estados de México instalaron un campamento en el Monumento a la Revolución, ubicado en el centro de la capital, para exigirle al gobierno federal mayor presupuesto para el campo y la entrega de los apoyos pendientes correspondientes al año fiscal 2017.

Anuncios

LA LISTA DEL KREMLIN

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, se ha referido en tono distendido al recién publicado por el Departamento del Tesoro de EE.UU. ‘informe del Kremlin’. El actual presidente de Rusia, Vladímir Putin, que ya ha anunciado su intención de postularse para el próximo mandato, ha comentado en tono de broma en un encuentro con miembros de su equipo electoral que está ofendido por el hecho de no estar incluido en el llamado ‘informe del Kremlin’, que han elaborado las autoridades de EE.UU. “Lo lamento”, ha contestado Putin a la pregunta de cómo se ha tomado no haber sido incluido en la ‘lista del Kremlin’. Putin explicó que no había leído dicho informe, que este lunes fue hecho público por el Departamento del Tesoro de EE.UU. Pero ha añadido que conoce el contenido del documento, ya que ha sido informado por sus “colegas”. Asimismo, el presidente ruso ha subrayado que EE.UU. pone a Rusia a la misma altura que a Corea del Norte e Irán y al mismo tiempo pide a Moscú que le ayude a resolver los problemas con Pionyang y Teherán. “Es una tontería”, ha observado el mandatario ruso. “Lo que está pasando es una tontería: ellos ponen a Rusia a la par con Corea del Norte e Irán, y al mismo tiempo nos piden que participemos en la solución del programa nuclear de Corea del Norte y que pensemos qué se puede hacer con respecto a Irán. ¿No es algo estúpido?”. De momento Rusia se abstiene de tomar medidas de respuesta a la ‘lista del Kremlin’, ha asegurado el mandatario ruso. “Esperábamos esta lista y, voy a ser claro, estábamos dispuestos para tomar medidas de respuesta, bastante serias, las cuales habrían terminado nuestras relaciones [con EE.UU.]. Por el momento nos abstendremos de estos pasos”, ha explicado Putin. El Departamento del Tesoro de EE.UU. publicó una nueva lista de 114 políticos y 96 hombres de negocios rusos que pueden enfrentar sanciones. La lista forma parte del llamado ‘informe del Kremlin’ presentado este lunes al Congreso de EE.UU. en virtud de la Ley para Contrarrestar a los Adversarios a través de Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés), firmada por Trump el pasado 2 de agosto.

Honduras. Construyendo una dictadura paso a paso

Image result for imagenes de la represion en honduras

En estos tiempos de hipocresía diplomática y de un aumento de los autoritarismos, es fácil para los aprendices de dictador construir un régimen que tenga todas las apariencias de la democracia representativa y ser en la práctica un régimen autoritario y excluyente.

El caso del régimen Juan Orlando Hernández es el mejor ejemplo de cómo se puede construir una dictadura disfrazada de algunas formalidades democráticas que después del fraude electoral ya no se puede ocultar.

Como diputado y jefe de bancada en el Congreso Nacional, Hernández fue una figura clave en el golpe de Estado de 2009; siendo presidente del legislativo lideró en 2012 la ilegal destitución de 4 magistrados de la Sala de lo Constitucional que representaban un obstáculo a su proyecto continuista y militarista.

Y como presidente de la república, en 2015 fue el principal beneficiario de la sentencia de la Sala de lo Constitucional que él nombró para que le permitieran su reelección de facto. En estos tres momentos ha ido escalando posiciones de poder y concentrándolo en sus manos.

Esto le ha permitido colocar al frente del Ministerio Público a alguien que no se atrevería a investigar el delito de traición a la patria y al frente del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos a alguien que apoyaría su plan continuista en nombre de los derechos humanos.

Además, ha colocado al frente del Tribunal Supremo Electoral a un personaje oscuro a través del cual ha comprado las voluntades de los otros dos magistrados propietarios y ha puesto a la cabeza de los puestos claves de las Fuerzas Armadas a familiares y amigos para garantizar que estos traidores respalden por la fuerza de las armas su ilegal continuismo.

Con el control casi absoluto de toda la institucionalidad, también ha establecido una enorme red de favores y clientelismo para contar con el apoyo de un importante sector de la empresa privada, de los medios corporativos de comunicación, de las cúpulas religiosas y de un ejército de pobres obligados a vender su dignidad a cambio de una bolsa de comida.

Y para controlar a aquellos cuya voluntad no puede comprar, reformó normas penales para convertir por decreto en actos de terrorismo las luchas democráticas y de defensa de derechos humanos; y si no fuera suficiente, ha promovido y permitido la consolidación de estructuras criminales dentro de las fuerzas de seguridad para eliminar cualquier obstáculo.

Con toda esta evidencia, reafirmamos lo señalado recientemente por Amnistía Internacional, en el sentido de que no hay espacio para que las personas expresemos nuestras opiniones y, cuando lo hacemos, enfrentamos toda la fuerza del aparato represivo del gobierno.

No hay duda que la reducción de espacios de libertad para la crítica, la discrepancia y la oposición es un elemento esencial para diferenciar a un régimen democrático de uno dictatorial. Juzgue usted la naturaleza de este régimen impuesto por un fraude electoral y sostenido a punta de balas.

RADIO PROGRESO

Colombia: la estrategia del miedo, el nuevo genocidio y la defensa del poder

Colombia es uno de los países más violentos y agitados de la región, y está atravesando por una de sus peores crisis política, económica y social. Combina una crisis de Estado y sus instituciones con una de la política de tal magnitud, que de existir un escenario real de cambio, el esfuerzo por derribar lo que hay no tendría que ser ni siquiera excepcional. Bastaría un amplio movimiento ciudadano consciente de la grave crisis y los problemas dispuesto a luchar por cambiarlo. Pero no hay que olvidar que no son los tiempos de la Revolución bolchevique ni la cubana ni la bolivariana. Pueden ser tiempos peores pero carentes del espíritu revolucionario y esa realidad facilita la estrategia del miedo, el nuevo genocidio en marcha contra los líderes sociales y la oposición, y la preservación del poder. Lo cual configura, habrá dudas, el inminente fracaso de los acuerdos de paz.

Para la derecha tradicionalmente mentirosa e intransigente el problema de fondo del país no es la grave crisis que atraviesa, sino los problemas de los vecinos como Venezuela. De ahí su empecinada y desesperada campaña del miedo con el cuento del Castrochavismo con la cual buscan, por un lado, ocultar los problemas reales del país y, por el otro, generar un amplio consenso en la opinión ciudadana como estrategia para aferrarse al poder, sin necesidad de hacer el más mínimo cambio del modelo económico, político, institucional y cultural. Dicha estrategia les procura votos.

Por eso quienes hoy actúan desde corrientes políticas alternativas como si estuviéramos viviendo una revolución política están fuera de contexto, o lo hacen a sabiendas de lo que realmente existe y buscan repetir la tradición de las empresas electorales cazadoras de los recursos públicos para su propio beneficio en que se convirtieron los tradicionales partidos históricos de la oligarquía. Pierden de vista que para vencer la estrategia del miedo que utiliza el bloque dominante para conservar el poder, primero que todo hay que construir un amplio y sólido movimiento social y, junto a ello, dar la batalla de ideas que permita ganar con argumentos la amplia mayoría ciudadana por el cambio histórico de la sociedad.

Polarizado y radicalmente dividido el país entre dos grandes tendencias que se disputan la conquista del poder del Estado y los beneficios que esto genera, el bloque de derecha y el de izquierda o alternativo, convencidas las segundas del esfuerzo del actual presidente por alcanzar un acuerdo político para poner fin a la guerra que por décadas ha configurado la realidad nacional, a sabiendas de que lo que efectivamente consiguió fue desarmar y desmovilizar la principal guerrilla del país (espera hacer lo mismo con la otra aunque con los últimos acontecimientos no se sabe si alcanzará o le dejará la tarea a su sucesor) incumpliendo gran parte de lo acordado con ellas, desmintiendo aquello de que “era mejor negociar con un legítimo representante de la oligarquía que con un gamonal de origen espurio ligado al paramilitarismo”, cuando en realidad existía un consenso dentro del bloque de poder dominante en cuanto a si derrotar o desarmar las guerrillas, triunfando la tesis de desarmarlas y desmovilizarlas a cambio de unos mínimos, quedando intacto el bloque de poder dominante, fortalecido hoy con la alianza Uribe-Pastrana-Vargas que cuenta con todas las ventajas para mantenerse en el poder.

Bloque al que por si alguna duda sobre su hegemonía de clase, hay que sumarle los neoliberales reverdecidos Sergio Fajardo y Claudia López, y al liberal y estratega de los acuerdos Humberto de La Calle, que como un llanero solitario está convencido que los puede implementar, lo cual se sabe que no será posible sin los apoyos y correlación de fuerza suficiente que supere la de quienes (Uribe, Pastrana, Duque, Ramírez, Ordoñez y Vargas) apoyados por el gran capital, los grupos financieros, los terratenientes enriquecidos con la expropiación de millones de hectáreas de tierra, la iglesia, las fuerzas armadas y los grandes medios de comunicación escasamente, apenas los aceptan como quedaron, sino es que los piensan reducir a una simple pacto de entrega de armas, desmovilización y participación limitada en política para los ex comandantes guerrilleros. Siempre con la pistola en la cien por si se mueven un milímetro más allá de lo concedido.

Sí, se ha dicho infinidad de veces que una cosa es la ilusión y el deseo y otra la realidad social. En el mejor escenario político posible, ¿un gobierno alternativo podrá gobernar o tendrá que pasar inmediatamente a defenderse? Más aún, ¿lo dejarán gobernar quienes tienen el poder real? ¿Existe el movimiento social y político para defender una conquista democrática como esas? Seguro vale más ésta premisa que cualquier ilusión. Dicho movimiento social y político no existe ni siquiera para defender los acuerdos, con la importancia histórica que se les ha atribuido, qué diremos de la idea de salir a las calles a defender un gobierno democrático que los quiera implementar.

Nadie seriamente se atrevería a negar el estado general de corrupción, acelerada pérdida de legitimidad del régimen actual, la extensa criminalidad e inseguridad que predominan en ciudades y campos, las permanentes amenazas y asesinatos de líderes sociales en todo el país, el peligro del incumplimiento y la tendencia al fracaso de los acuerdos con las FARC que, dicho sea de paso, envía un mensaje certero al ELN de lo que le espera en una negociación.

Estado de cosas que completa una pobreza y miseria rampante, la destrucción y deforestación de la naturaleza y los medios esenciales para la vida, y que nadie desde el llamado bloque alternativo se atreve siquiera a poner en discusión: el modelo económico sobre el que descansa este régimen oprobioso e injusto y quienes viven a sus anchas de él, la minoría dominante.

Por eso sus banderas de gobierno son las mismas recetas neoliberales de las últimas tres décadas: la privatización de los bienes y riqueza pública, la inversión extranjera de grandes capitales para intensificar el extractivismo, la disminución de impuestos al capital favoreciendo las trasnacionales que tienen como meta cero impuestos en los países con “mejores” condiciones para la inversión y Colombia es una marca destacada en ello.

Desde el punto de vista de los valores y visión del mundo que defiende celosamente el bloque de poder de derecha sigue siendo una sociedad conservadora, restauradora de valores católicos y cristianos, pre moderna con rasgos señoriales y arcaicos, anteponiendo la defensa de la familia heterosexual y monogámica, negando los derechos a una amplia diversidad de grupos familiares y diversidades sexuales. En esencia siguen aferrados a un pasado cuyos fines han sido la tradición, la familia y la propiedad privada en una sociedad ideal rodeada de fiestas bravas y cabalgatas con señores hacendados y sus subordinados aplaudiéndolos desde las aceras y tribunas.

Poner a Venezuela, que sin duda enfrenta serios problemas, como el mal ejemplo para generar miedo y conquistar votos de un público moldeado por la propaganda, la desinformación y las falsas noticias como el colombiano promedio, puede llegar a ser ventajoso, pero no dejará de ser el más sucio y cínico ejercicio de política electoral y propaganda negra contra un país, un pueblo y un gobierno que desde Chávez hasta Maduro ha ofrecido sus buenos oficios para ayudar a consolidar no sólo los diálogos para el fin del conflicto armado, sino para afianzar la paz y la estabilidad en la región. Pero aquí no ha habido interlocutor sincero para ello, sino contradictor agresivo para acabarlos de joder. Son dos proyectos y modelos de Estado y sociedad diferentes, no un bloque unitario de naciones e intereses comunes como lo pensó Bolívar cuando la Gran Colombia.

La debilidad del gobierno de Santos finalizando su mandato es un factor que juega en contra de los deseos de paz justa, apertura democrática, participación política y protección del derecho sagrado de la vida, que desea una gran parte de la población colombiana. Sus aliados de clase más intransigentes no contentos con el objetivo cumplido de Santos de desarmar a las FARC y desmovilizarla por unas concesiones mínimas, se abalanzan sobre los restos de lo que quedan de los acuerdos para acabarlos de devorar como aves de rapiña.

Finalmente, el asesinato diario y sistemático de líderes sociales que día a día llenan los campos y ciudades de Colombia, es tal vez la señal más oscura en el horizonte de que tal vez esta vez tampoco fue posible la construcción de una paz verdadera, firme, estable y duradera. Todo lo contrario. Paz de mentiras, endeble, inestable y muy corta así muchos persistan en ella. Es tal vez al augurio de un nuevo fracaso histórico, que no significa una ventaja para la otra guerrilla que mira en la distancia de la clandestinidad con el fusil en la mano, lo que se viene encima, un escenario de confrontación en donde el Estado y el bloque de poder dominante lleva las de ganar así tenga que volver a bañar en sangre y muerte a Colombia. Con la estrategia de miedo que llevan a cabo y el nuevo genocidio en marcha contra los líderes sociales y opositores al régimen, no hay duda de la inminencia del fracaso de los acuerdos y de la preservación del poder en manos de quienes lo han preservado históricamente.

Otto Higuita, Resumen Latinoamericano.

Ecuador. Operación “Ahora o Nunca”: Asesinar al ex Presidente Rafael Correa

Image result for imagenes de rafael correa

La operación ya se inició. El bombazo de la madrugada de este 27 de enero (1:27 horas), en el cuartel policial del cantón de San Lorenzo, al norte de Esmeraldas, dio comienzo a la misión terrorista dirigida a poner el miedo en el imaginario electoral del Ecuador a días de realizarse la consulta inconstitucionalmente promovida desde el gobierno y convocada para el 4 de febrero. Claramente no es un hecho aislado vinculado a la criminalidad común o al narcotráfico.

Rafael Correa ha recorrido pueblos y comunidades, defendiendo la opción NO, respecto de algunas preguntas de la consulta, encontrando a su paso el cariño y reconocimiento de la gente por aquel que estiman como uno de los suyos. Su campaña ha sido totalmente invisibilizada por los medios de comunicación masiva, absolutamente plegados con la opción SÍ,  lo que no ha impedido que sus bases se organicen a través de las redes sociales.

Con orquestadas provocaciones y contramanifestaciones callejeras debidamente coordinadas con los medios adictos a la oligarquía, han pretendido graficar burdos intentos de vejar al expresidente en su firme caminar por las aceras de la patria.

Revolución Ciudadana, el movimiento fundado por el correismo el 18 de enero último para enfrentar esta justa plebiscitaria, es la reacción del pueblo de Ecuador que no quiere retrocesos. Es la semilla de esperanza que algunos tratan de aplastar con la eliminación de su líder. Esto último constituiría el golpe necesario para postergar la profundización democrática y la justicia social en favor de los excluidos.

La CIA, junto a los conocidos reaccionarios que manejan los intereses financieros del Ecuador, ha planteado un escenario de violentismo agudo, con atentados y apagones en las principales ciudades de Ecuador que terminaría con el intento de asesinato público en perjuicio del expresidente Correa. Esperamos que la desesperada sinrazón no se imponga y que con esta denuncia se repliegue la felonía.

El plan implica la implementación de estados de excepción constitucional tendientes a sacar a las fuerzas armadas a la calle para reprimir cualquier intento de resistencia de la población civil.

Nadie de esos criminales quiere a Rafael Correa como cabeza de la oposición ecuatoriana y menos como líder del progresismo latinoamericano.

Desde esta tribuna hacemos responsable a Lenín Moreno por la seguridad de Rafael Correa, como de sus colaboradores más cercanos, y lo emplazamos a poner a disposición de la opinión pública ecuatoriana y mundial los antecedentes que manejan tanto  la Secretaría Nacional de Inteligencia, como las respectivas Direcciones Policiales de Inteligencia, del Ejército y Marina, sobre el ingreso por pasos fronterizos clandestinos de sicarios colombianos vinculados a los paramilitares uribistas, armados con explosivos plásticos y fusiles de precisión de alto alcance.

Además, el gobierno debe transparentar la identidad y financiamiento de los infiltrados en el comando correísta que informan sobre la programación diaria de las actividades personales y políticas del expresidente.

La pista de esta nueva intentona homicida se dio esta semana en Nueva York, en donde inversionistas de Wall Street vinculados a empresas energéticas y petroleras comentaron la pronta eliminación del factor Correa de manera definitiva, refiriéndose al escollo a remover en su afán de explotar ilimitadamente las riquezas naturales del Ecuador, en línea con los intereses del Pentágono destinados a recuperar la base de Manta.

Patricio Mery Bell (Ecuador), Piensa Chile

EL FIN DE LA M.U.D.: CRÓNICA DE UN PARTIDO QUE NUNCA EXISTIÓ

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió el jueves 25 de enero una sentencia donde ordenó al Consejo Nacional Electoral (CNE) excluir a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) del proceso de validación, que se llevará a cabo este 27 y 28 de enero, en el que la coalición opositora había manifestado su intención de participar.

Este acto del máximo tribunal de Venezuela deja sin efectos electorales la facultad del uso de la oposición venezolana en acudir a presidenciales con su llamada “tarjeta unitaria”, que se supone recoge el sentido de unidad política del antichavismo en Venezuela.

El argumento del TSJ en su sentencia apunta a que la MUD, al ser una “agrupación de diversas organizaciones políticas ya renovadas y otras pendientes de renovación”, con su participación en el proceso estaría violando “abiertamente la prohibición de la doble militancia (…) establecida en el dispositivo número 4 de la sentencia n° 1 del 5 de enero de 2016 y en el artículo 32 de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones”.

Necesario es puntualizar que esta medida tiene el contexto de que la validación de la tarjeta Unidad MUD también concurre con la reinscripción de otras organizaciones políticas como Acción Democrática (AD) y Primero Justicia (PJ) que no participaron en elecciones recientes mediante actos abiertos de boicot electoral. Esta última está aún sin definir su reinscripción ante la instancia comicial.

La ambigüedad de la Unidad MUD, la cual es una tarjeta y no estrictamente un partido político, incrementa el sentido de “doble militancia” tanto de sus representantes como de sus electores.

LEER ARTÍCULO ORIGINAL Y COMPLETO