CHINA Y RUSIA: BUENOS VECINOS, FIELES ALIADOS Y SOCIOS CONFIABLES

En vísperas de la cumbre del G-20 en Alemania, el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, viajó a Moscú para reunirse con su homólogo ruso Vladimir Putin. Los dos líderes confirmaron la fraternal relación de amistad entre Beijing y Moscú.

Xi Jinping llegó el lunes 3 de julio a la capital rusa en una visita de dos días, antes de viajar a Alemania para participar en la cumbre del G-20.

Jinping mantuvo una primera reunión informal con el líder ruso centrada, según la agencia oficial china Xinhu, en la búsqueda de una solución pacífica en el conflicto que la RPDC mantiene con EEUU, solicitando a ambas naciones que solucionen sus diferencias a través del diálogo y la negociación.

Sin embargo, además de la crisis en Siria, el principal tema de conversación entre los dos aliados fue el desarrollo de las relaciones comerciales.

“Las cuestiones económicas están siempre en el centro de nuestras preocupaciones, pero también estamos involucrados en la coordinación de nuestros esfuerzos en la escena internacional”, dijo Putin al comienzo de la reunión con Xi Jinping, con quien ha mantenido su tercera entrevista desde enero de 2017.

El presidente chino elogió a su vez la naturaleza especial de la relación entre las dos potencias, señalando que “somos buenos vecinos, amigos leales y socios confiables”.

Los dos países firmaron una serie de acuerdos por valor de varios miles de millones de dólares, paliando así la delicada situación económica de Rusia, derivada de los efectos de las sanciones impuestas a Moscú desde hace más de dos años,  tanto por la Unión Europea como por Washington.

Durante la visita, el presidente del gigante energético ruso Gazprom, Alexeï Miller hizo pública la firma de un acuerdo para la primera entrega de gas ruso a China, a través de un gasoducto gigante que comenzará a estar operativo en 2019, cuyo origen radica en el este de Siberia.

Este compromiso energético entre Rusia y China se estima en un valor de 400 mil millones de dólares, por 30 años de suministro.

Como dato curioso, señalar que la visita de Xi Jinping comenzó unas horas antes de que la RPDC lanzara un nuevo misil de alcance medio.

Al respecto, recordar nuevamente que Moscú y Pekín han llamado a la calma y al diálogo en repetidas ocasiones para resolver la crisis en la península, originada por la instalación del sistema antimisiles THAAD en el sur de Corea, a cargo del Pentágono, que China y Rusia consideran un grave obstáculo para lograr la paz en aquella región.

Después de este intercambio de proyectos y contratos, los dos líderes se volverán a reunir durante la celebración de la cumbre del G-20, que se abrirá el 7 de julio en Alemania,  a la que asistirá el presidente de los EEUU, Donald Trump, quien se entrevistará por primera vez con Vladimir Putin, en un cara a cara que cubrirán cientos de medios periodísticos del globo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s