En Venezuela se han dado las primeras fases del Manual de Guerra No Convencional del Pentágono

El documento identificado como TC 18-01 se filtró a varios medios especializados en el tema militar en 2012. Ahí se evidencia la naturaleza criminal de la política exterior norteamericana en contra de los pueblos. De manera precisa, desde el punto de vista técnico, los pasos contenidos en esta doctrina se han dado en la nación árabe y ahora en Suramérica
______________________________________
En 2012 se filtró la Circular de Entrenamiento (TC) 18-01 de la Guerra No Convencional de las Fuerzas de Operaciones Especiales, en la que el Pentágono describe paso a paso cómo deben proceder las Fuerzas de Operaciones Especiales del Ejército de los Estados Unidos para la planificación y realización de las operaciones de Guerra No Convencional (GNC). También se asegura que “en el futuro previsible, EEUU estará involucrado predominantemente en operaciones de guerra irregular”.
Especialistas en materia militar destacan que el manual se ha cumplido casi “bíblicamente” en Siria, donde desde hace 6 años se desarrolla una GNC que los medios occidentales catalogan de “guerra civil”, cuando en realidad esa nación árabe está sometida a una agresión imperialista criminal.
En el texto se describen puntualmente siete fases, de las cuales varias se han cumplido ya en Venezuela. En la circular se hace énfasis en la necesidad de “ganar” psicológicamente a la población para “la causa”.

 

El manual del Pentágono describe con exactitud paso a paso

 CONSTRUCCIÓN CONCEPTUAL

El manual establece que “las siete fases de la Guerra No Convencional son una construcción conceptual de ayuda a la planificación, que describe las etapas por las que normalmente transcurre una operación de este tipo”.
“El personal no debe confundir las siete fases de la Guerra No Convencional con las fases de desarrollo, a través de las cuales las fuerzas de la resistencia se consolidan. Para los planificadores resulta importante percatarse de cuando los factores –como el tiempo– comprimen o cambian el avance normal de las siete fases” enfatizan.
Según la particularidad de cada territorio y población pueden cumplirse o no a cabalidad estas fases. Como veremos más adelante, en Venezuela se ha hecho difícil la “consolidación de un liderazgo” de “resistencia” debido a la fractura evidente de las fuerzas derechistas agrupadas en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y eso ha influido negativamente en que el apoyo del Pentágono se enfoque hacia organizaciones paramilitares y bandas delincuenciales.

A CONTINUACIÓN SE DESCRTIBE CADA FASE:

 

Operaciones psicológicas buscan colocar a la población en favor de la potencia invasora
Fase I Preparación: “La Resistencia y los promotores externos realizan la preparación sicológica, para unir a la población contra el gobierno en el poder y preparan a la población para aceptar el apoyo de EEUU”.
Comentario: El manual indica que para que surja una “resistencia” deben existir dos grupos polarizados de la población, unos en favor y otros en contra del Gobierno, y una mayoría indiferente o indecisa. La labor de la inteligencia es sumar voluntades a los grupos antigubernamentales que pasan a llevar el nombre en la gran prensa de “rebeldes” o movimiento de “resistencia”. Esto está sucediendo en Venezuela.
Fase II Contacto Inicial: “Las agencias del gobierno de EEUU coordinan con el gobierno aliado en el exilio, o con los líderes de la Resistencia, para ofrecer el apoyo estadounidense”.
Comentario: Esta fase está en permanente desarrollo. Dirigentes de la oposición se reúnen de manera constante con el Departamento de Estado, pero este no decide a cuál de todos los grupos darle el apoyo para encabezar el “gobierno de transición”. Según reciente trabajo informativo de la DPA, publicado el 4 de mayo, un alto diplomático estadounidense habría confiado a la agencia que EEUU no quiere una caída abrupta del presidente Nicolás Maduro, pues “considera que sus detractores no están en disposición de gobernar”.
Fase III infiltración: “Los equipos de Fuerzas de Operaciones Especiales se infiltran en el área de operaciones, establecen comunicación con su base y contactan con la organización de resistencia”.
Comentario: Los cuerpos de seguridad han logrado detectar la presencia de mercenarios cabecillas de grupos paramilitares de distintos países que se han capturado en el país realizando este tipo de actividad, infiltrándose en barrios y urbanismos para conformar “la resistencia”.
Fase IV Organización: “Los equipos de Fuerzas de Operaciones Especiales organizan, entrenan y equipan a los jefes de la resistencia. Se hace énfasis en desarrollar una infraestructura”.
Comentario: Los resultados de las operaciones de inteligencia de los cuerpos de seguridad revelan la existencia incluso de fábricas de armamentos caseros y de “uniformes” y equipamiento paramilitar que sirven de infraestructura a una operación megaterrorista que el imperailismo ha puesto en marcha en el país.
Fase V Formación: “Los equipos de Fuerzas de Operaciones Especiales apoyan a los jefes para expandirse en una organización de resistencia efectiva. Pueden realizarse combates limitados, pero el énfasis sigue siendo su desarrollo”.
Comentario: La toma continua de ciertos puntos en la Gran Caracas, donde reciben los grupos insurgentes terroristas apoyo de autoridades y de población alienada para generar violencia, es muestra de ello. Lo importante es que la violencia sea permanente.
Fase VI Empleo: “Las fuerzas de Guerra No Convencional realizan operaciones hasta llegar a unirse con las fuerzas convencionales o hasta que concluyan las hostilidades”.
Comentario: Esta fase no se ha producido y se refiere a convertir a las fuerzas armadas de un país en cómplices de la injerencia imperialista.
Fase VII Transición: “Las fuerzas de Guerra No Convencional revierten el control nacional, cambiando a fuerzas regulares o desmovilizándose”.
Comentario: Este sería el desenlace final deseable para las fuerzas extranjeras que promueven la Guerra No Convencional: revertir el control nacional.
El TC TC 18-01 además de ser la “biblia” de la GNC deja en evidencia la naturaleza inhumana de la política exterior norteamericana en contra de los pueblos “su compromiso flagrante de cometer crímenes de guerra, el apoyo al terrorismo, y el uso de casi cualquier forma concebible de crímenes brutales y asesinos si se adapta a los intereses de EEUU. Se trata de un manual de capacitación de los militares de una nación, que se está posicionando como heraldo de la libertad, la democracia y los derechos humanos, mientras que abusa del Consejo de Seguridad de la ONU al llevar a cabo guerras ilegales”. Así lo señala el doctor Christof Lehmann, quien editorializa la publicación del manual en el portal Nsnbc.

MATICES CARAQUEÑOS DE LA GNC

 

Estaríamos en las fases IV y V teóricamente
El periodista Marco Teruggi realizó un interesante análisis publicado por Cubadebate, Telesur, entre otros portales, titulado ¿Comenzó la tercera fase de violencia en Venezuela?, refiriéndose a los últimos sucesos ocurridos en La Candelaria y el intento, hasta los momentos fracasados, de instaurar focos terroristas permanentes en el municipio Libertador.
Al respecto, Teruggi indicó:
“Esas son algunas de las señales del despliegue de la fase tres. Se da luego de dos meses de ensayo de movimientos armados, fogueo contra las fuerzas de seguridad, preparación de los diferentes niveles de enfrentamiento callejero. Los indicios señalan que el cuadro irá en ascenso con un objetivo político: impedir la realización de la Asamblea Nacional Constituyente. Para eso cuentan con la dimensión legítima/jurídica, encabezada por la Fiscal General de la República, y con la violencia. Podría darse, dentro de ese plan, una espiral creciente a medida que pasen las semanas, para desembocar en una expansión y combinación de las formas de la violencia/terror en el país que impida -ese será el objetivo- la realización de las votaciones. O afecte directamente la votación, llevando a una baja participación que agravaría el cuadro de empate.
No es de sorprenderse entonces que en los próximos días se profundice el intento simbólico y militar de acercarse al Palacio de Miraflores, de desplazar los grupos de choque a los barrios populares de Caracas -como ya está pasando- junto con una reedición con más fuerza de las jornadas de violencia en el interior del país. Se trataría de una combinación de todas sus formas de lucha en una misma fase.
Las preguntas son: ¿de cuántos hombres y mujeres armados y entrenados disponen para llevar adelante las acciones? ¿qué capacidad de ataque conjunto tienen? Existe una dimensión clave de lo invisible, del rumor, de la especulación. Es una guerra que trabaja sobre lo psicológico y emotivo (…) La derecha, por su parte, aún con todo el arsenal comunicacional, no ha logrado el objetivo clave de sumar a los sectores populares a sus llamados políticos -ha conseguido, sí, su participación en algunas jornadas de saqueos, como en Barinas. El cuadro es complejo. Estamos inmersos en una guerra de contornos borrosos, de fronteras que se deshacen. Comprenderla es una necesidad. Viene de frente”.
T/ Modaira Rubio
F/ Archivo CO
Caracas
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s