Fitch Ratings degrada calificación a El Salvador

 

Contrapunto, 11 de Abril del 2017

La firma indica que persiste un alto nivel de polarización política y que la falta de entendimientos en la Asamblea Legislativa

La firma Fitch Ratings bajó la calificación y aumentó el riesgo porque el Gobierno salvadoreño ha fallado en devolver fondo a las cuentas de ahorro para pensión de los trabajadores. Mediante un informe, expuso que persiste un alto nivel de polarización política y que la falta de entendimientos en la Asamblea Legislativa limitan seriamente las opciones de financiamiento del Ejecutivo.

En la primera revisión de la deuda de El Salvador, en 2017, la agencia rebajó la nota de riesgo del país desde B+ hasta B.  “La perspectiva negativa refleja los riesgos persistentes para satisfacer las necesidades de financiamiento para 2017 en ausencia de un acuerdo político que desbloquee el endeudamiento externo adicional”, apunta Fitch Ratings. En el escenario base para sostener al país en la escala de B, Fitch Ratings supone que el Gobierno finalmente recurrirá a la deuda externa y a las colocaciones locales para financiar sus compromisos.

“Las medidas de reforma tributaria y de pensiones requieren solo una mayoría simple de la legislatura y pueden ayudar a reducir las necesidades de financiamiento, aunque el ciclo electoral puede perjudicar las perspectivas de aprobación de estas medidas en la Asamblea Legislativa”, señala la firma. La última vez que el Gobierno emitió deuda internacional fue en septiembre de 2014.

El partido de oposición, ARENA tiene la luz verde para bloquear nuevas colocaciones externas, pues se necesitan dos tercios de votos en la Asamblea Legislativa. Fitch Ratings no ha sido la única agencia en rebajar recientemente la calificación de riesgo del país. Esta ha venido deteriorándose también en las escalas de las demás calificadoras.

En el segundo semestre del año pasado, la caída fue particularmente importante. Moody’s, también procedió con dos degradaciones: la primera, el 11 de agosto, que cambió la asignación de Ba3 a B1; y la segunda, el 9 de noviembre, cuando la hizo bajar a B3 con perspectiva negativa. C

on ese último movimiento, dicha agencia la dejó a un paso de caer en la deuda de “mala reputación”. Por su lado, Standard and Poor’s (S&P) procedió con un ajuste desfavorable de B+ a B, el 13 de octubre, y con una segunda reducción de B a B-, el 8 de diciembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s