Colombia. Delegación de Diálogo del ELN: Las Detenciones Masivas a Líderes Sociales NO es Voluntad de Paz

Las garantías y el derecho a la participación social en la solución dialogada al conflicto está cuestionada.

Así lo demuestran las capturas masivas realizadas en el día de ayer contra líderes y lideresas de la región del sur de Bolívar, Bajo Cauca y Norte da Antioquia, Cartagena y Bucaramanga.

Mientras el Gobierno habla de post- conflicto, en Colombia sigue desarrollándose la represión contra las fuerzas alternativas que se manifiestan en favor de la Paz.

Los hechos ocurridos este  22 de marzo en diferentes puntos de la geografía Colombiana constatan que existe un plan judicial de  ataque con  persecuciones y hostigamientos de  la fiscalía,  detenciones masivas, simultáneas y arbitrarias, en contra de líderes defensores de DDHH y de comunidades mineras y campesinas.

El propósito es debilitar las fuerzas alternativas y democráticas  que se oponen al régimen y al modelo  extractivista de saqueo, despojo, y ocupación militar a los territorios, con el fin de favorecer el capital trasnacional para implantar sus megaproyectos.

Los líderes detenidos pertenecen a la Mesa de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar,  uno de los procesos sociales humanitarios más antiguos en Colombia, en la búsqueda de soluciones entre el gobierno y el movimiento social.  En su trayectoria se registra el desminado humanitario en el corregimiento de Micoahumado, Municipio de Morales en el año 2004.

Esta organización social es una de las convocadas a la Mesa de Quito a intercambiar sobre sus experiencias y métodos de Participación.

Iguales hechos se registraron en el Norte y Bajo Cauca Antioqueño donde  otros 5 líderes fueron capturados. Ellos pertenecen  a la Asociación Campesina del Municipio de Ituango y Puerto Valdivia. Las razones  de su judicialización ha sido denunciar el impacto y daño ambiental  en contra de sus comunidades que ocasiona el proyecto Hidrituango que adelanta la EPM.  Así como la Vía de Puerto Valdivia a Pescadero.

El día 22 de marzo  otro líder indígena del departamento del Cauca fue asesinado. Se trata de  Javier otaca, este   comunero nasa, de la comunidad santa Elena, se hallaba ejerciendo la liberación de la tierra en la  hacienda Miraflores de Corinto Cauca, cuando fue  acribillado por sicarios al servicio del ingenio azucarero, a escasos metros de  la fuerza pública.

Esta escalada represiva se presenta en momentos en que organismos internacionales como Naciones Unidas, Amnistía internacional y la Comisión Interamericana de DDHH advierten sobre la escalda de asesinatos sistemáticos en contra defensores  de DDHH y activistas sociales.

Llama la atención  la poca efectividad de la fiscalía para adelantar acciones en contra de los paramilitares que aterrorizan a numerosas regiones del País, mientras que aplica toda la fuerza para aterrorizar y perseguir activistas sociales.

El actual proceso de paz requiere de acciones humanitarias urgentes que contribuyan a bajar la intensidad del conflicto y propicien un cese bilateral al fuego; y cese la persecución contra el movimiento social y las fuerzas democráticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s